^ Ir arriba
facebook

Políticas Públicas en la Educación Superior Venezolana

y su Pertinencia Social.

 

    Public Policies in Venezuelan Higher Education
   and its Social Relevance.

 

Yasmín Ojeda

Universidad Pedagógica Experimental Libertador. UPEL-IMPM Extensión

Valencia – Venezuela.

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

 

Aceptado 30-11-2018

         Recibido 18-10-2018

 

Resumen

En un mundo cada vez más globalizado, se requiere que las políticas públicas direccionadas al Sistema Educativo Nacional, y en especial en el nivel de educación superior, dichas políticas deben tener consonancia con el momento histórico y con las necesidades del colectivo, cumpliendo así su responsabilidad social. A través de la revisión de fuentes bibliográficas de los planes de gobierno y de los programas políticos, se pudo recopilar información relacionada con las políticas públicas en la educación superior y su pertinencia social. Se realizó una investigación documental y se empleó como técnica la revisión bibliográfica. La presentación de la información se hizo a través de un análisis cualitativo reflexivo. En este ensayo se concluyó que la universidad constituye una de las más dinámicas e importantes instituciones con potencial para servir de mediador en las estructuras económicas, sociales y políticas; convirtiéndose, en consecuencia, en el actor principal de los procesos de desarrollo del país.

 

Descriptores: Políticas Públicas, Educación Superior, Pertinencia Social.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Abstract

 

In an increasingly globalized world, it is required that public policies addressed to the National Education System, and especially at the level of higher education, these policies should be consistent with the historical moment and with the needs of the group, thus fulfilling its responsibility Social. Through the review of literature sources of government plans and political programs, could collect information related to public policy in higher education and social relevance. A literature search was performed and was employed as a technical literature review. The presentation of the information was through a thoughtful qualitative analysis. In this test it was concluded that the university is one of the most dynamic and important institutions with potential to mediate in economic, social and political structures; becoming therefore the main actor of the development process of the country.

 

Descriptors: Public Policy, Higher Education, Social Relevance.

 

INTRODUCCIÓN

       Se asocia a la universidad con la realización de actividades de docencia, algunas veces de investigación, extensión o de gestión, es decir, no es sólo el lugar donde se forman profesionales, sino el espacio en el cual se nutre la relación entre profesiones y la sociedad. El presente ensayo permite reflexionar sobre el impacto social de las políticas públicas en la educación superior, teniendo presente que la misión principal de estas instituciones, públicas o privadas, es la formación de ciudadanos que requiere la sociedad.

       En la actualidad, las universidades venezolanas se enfrentan a un sin fin de cambios políticos estructurales, que en la mayoría de los casos obedecen a la fuerte influencia de las políticas públicas impulsadas por el Estado, lo que las obliga a responder a crecientes demandas de los diferentes grupos de interés.  Uno de los grandes desafíos del sector universitario nacional se relaciona con la necesidad de demostrar que su funcionamiento y razón de ser, y su orientación son colaborar en la resolución de las necesidades y problemáticas existentes en la sociedad.

        De acuerdo a lo señalado, se realiza un análisis documental sobre el impacto social de las universidades. Para lograr una mejor comprensión de este estudio se aborda de la siguiente manera: Las Políticas Públicas en Educación Superior, la pertinencia Social de las  Políticas Públicas en la Educación Superior y la Responsabilidad Social Universitaria.

 

 

Las Políticas Públicas en Educación Superior

       Existen diversos autores que conceptualizan las políticas públicas, entre ellos Kraft y Furlong (2006) quienes plantean que una política pública es un curso de acción o de inacción gubernamental, en respuesta a problemas públicos. Éstasreflejan no sólo los valores más importantes de una sociedad, sino que también el conflicto entre valores. Asímismo, Escalante (2011) plantea que se debe examinar su vinculación con el desarrollo de la educación como proceso social, ya que existe un impacto en el individuo y la sociedad.

       Es por ello que la educación como política pública, representa un recurso principal para atender las necesidades de la sociedad.  De hecho, las políticas educativas tienen que adosarse a dar respuestas ante demandas cada vez más exigentes, que permita fortalecer todos sus ámbitos de acción en los diferentes niveles del sistema educativo: todo esto con la finalidad de dirigir sus esfuerzos a saldar la deuda histórica que tienen con la sociedad que radica principalmente en su contribución con la resolución de los problemas que afectan a las distintas localidades. Para hacer esto posible, es necesario diseñar políticas públicas eficientes. Ellas pueden definirse, según Escalante (2011) como el conjunto de lineamientos, normas, pautas, leyes que regulan las acciones del Estado para garantizar el bienestar de los ciudadanos, hacer cumplir sus deberes y derechos. Es decir, constituye el puente entre el Estado y la sociedad.

En cuanto a la incorporación de políticas educativas en América Latina, se debe hacer referencia al siglo XIX, época considerada de expansión del capitalismo y de la Revolución Industrial, donde se inserta dentro las políticas públicas a las universidades, que para la época se convierten en centro de la ciencia y la técnica; en ellas florecen y se oponen entre sí las diferentes tendencias del pensamiento, con una variedad de concepciones científicas y políticas. Posteriormente, en el siglo XX las universidades consolidan su rol en la vida económica, social y política de las distintas regiones y países, ya no se consideran exclusivas de las grandes capitales, al extenderse a las ciudades dan inicio al proceso de inclusión y asumen un importante rol en la vida regional.

 Al mismo tiempo, en el siglo XX, se observa un considerable desarrollo de las universidades en América Latina, se extendieron rápidamente por todo el continente.  A partir de 1960 éstas se convierten en escenario para la incorporación de las ideas políticas que permean la educación universitaria a nivel mundial. Las universidades son el principal escenario de nuevas ideas y pensamientos expresados a través de estudiantes y docentes. En esta época se generan significativas protestas en Estados Unidos producto de la guerra de Vietnam y la oposición a Francisco Franco en España. En Europa, específicamente París, se produjo la rebelión obrero-estudiantil de mayo de 1968, la cual se extendió a Berlín, California y la ciudad de México. En el Cono Sur, los movimientos universitarios iniciados a finales de la década de 1950, desembocaron una década después, en movilizaciones masivas de ciudades enteras que iniciarían la mayoría de los movimientos insurgentes. Asimismo, durante los años de las dictaduras militares de la década de 1970, miles de estudiantes argentinos, chilenos y uruguayos fueron detenidos por dichos regímenes. 

En este particular, cabe destacar el caso venezolano, donde el desarrollo de las universidades en el siglo XX se expresó en su papel legitimador de la democracia y en su consolidación como mecanismo de participación social.  Durante la década de los 90 la crisis social, política y económica del país culminó con el triunfo de una opción política que se ha propuesto durante la última década la refundación de la república y, últimamente, la revolución socialista. En este proceso se resalta la creación de nuevas instituciones, la eliminación de requisitos de ingreso y el desarrollo de la municipalización de la educación superior a través de la Misión Sucre, considerada una estrategia del gobierno venezolano presidido por Hugo Chávez, creada en 2003 y cuyo fin es formar profesionales universitarios en (3) tres años para técnicos superiores y (4) cuatro años en carreras largas (licenciados). Como política de estado las misiones han estado al margen de las instituciones autónomas existentes, lo cual ha producido la expansión de la educación pública, pero también ha generado la existencia de dos sistemas paralelos de educación superior.

 En Venezuela, las políticas públicas durante los últimos años han tenido un impacto significativo en todos los sectores del país, por la creación de un nuevo modelo económico, establecido en la constitución de 1999 que genera una visión de la universidad del siglo XXI, la cual se inserta en un mundo vinculado cada vez más con el bienestar de las comunidades. Logra apreciarse de esta manera, la necesidad de que las instituciones de educación superior unifiquen criterios para el desarrollo institucional. Ruiz, Martínez y Valladares (2010), han propuesto una serie de características que han denominado ejes rectores de la educación superior en la sociedad del conocimiento, y estos son:

- La renovación permanente, a través de la modificación constante de sus procesos académicos, de gestión y organización institucional.

- La flexibilidad curricular, la cual está orientada a que la producción y trasmisión de conocimientos se realice de la forma más flexible posible, rompiendo con los esquemas de rigidez académica e institucional que en muchos casos impiden la apertura a nuevas estructuras.

- La movilidad estudiantil y docente, que cobra importancia al facilitar la interacción con sistemas culturales y educativos distintos fomentando un proceso de apertura académica.

- La definición de los conocimientos y las habilidades fundamentales, a través de la incorporación de nuevas estrategias de enseñanza y aprendizaje que permitan al docente y al estudiante sistematizar la información para transformarla en saber, aplicables a su entorno.

- La inclusión de la interculturalidad, para propiciar la posibilidad de que individuos de diferentes culturas interactúen y se interpreten recíprocamente.

- El fortalecimiento de la docencia, es imprescindible reforzar la formación del docente a través de su participación en actividades conducentes al desarrollo de sus capacidades innovadoras.

- La actividad tutorial, como factor importante para la actualización, crecimiento y desarrollo de las propias instituciones de educación superior, ya que a través del desarrollo de nuevas investigaciones se mantienen la academia al servicio de la sociedad.

- La incorporación, el uso y la actualización constantes de las tecnologías de la información y la comunicación adaptadas al proceso de globalización.

- Y la educación a distancia, como mecanismo para la incorporación de las tecnologías de la información y comunicación disponibles, en el marco de la sociedad del conocimiento se exige una reflexión sobre los métodos y estilos vigentes de los procesos de enseñanza y aprendizaje.

En este sentido, la contextualización de la educación superior está dando un giro vertiginoso, demandando cambios estructurales en las actividades de docencia, investigación, extensión y gestión para incorporar como elemento de evolución el uso de las tecnologías de información y comunicación,  indispensable para el desarrollo humano y la generación de conocimientos.

        Se experimentan cambios en las políticas a nivel nacional vinculadas con las transformaciones que se desarrollan en América Latina, y evidentemente hay un resurgimiento de sectores, y grupos en pro de salvaguardar los derechos de las minorías. Se impulsa la creación de instituciones gubernamentales y de “bienestar social” garantes del orden público y la creación de leyes en beneficio de los ciudadanos.

 Los fundamentos para lograr la universalización de la educación y el desarrollo integral del ciudadano, según plantea Escalante (2011) están enmarcados en la participación y de pluralidad de pensamiento de todos los actores sociales en donde la relación Estado, sociedad e instituciones de Educación Superior juegan un papel transformador en el desarrollo de Venezuela.

       Importante es destacarla articulación de la universidad con otros actores, en el caso de Venezuela, que se ha manifestado como un proceso lento. La pertinencia es un tema que durante la última década ha sido eje de constante discusión, y que según diversos autores define el presente y el futuro de las universidades,  no sólo en Venezuela sino en el mundo. La polémica ha hecho presión social y en el colectivo ha surgido la búsqueda de respuestas a problemas como la deserción escolar, el desempleo, la desigualdad, la corrupción y la violencia, entre otros males que exigen el papel protagónico de las universidades para superarlos.

 En consecuencia, la pertinencia social nace de la responsabilidad pública que tienen las universidades para el desarrollo científico con proyección social. En este sentido, la educación universitaria en la ejecución de sus funciones de docencia, investigación, extensión y gestión, debe sustentarse en un enfoque holístico y humanista, centrada en la formación integral del individuo que se requiere para el verdadero cambo, enmarcado en los fines del Estado. Además, debe darse como un proceso sistemático científico, pedagógico, incluyente y contextualizado, a favor del desarrollo sostenible de la sociedad venezolana en los distintos ámbitos de su acontecer.

Tomando un extracto del concepto de Desarrollo Integral, se puede aclarar su impacto social, Documento de la Conferencia de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) presentado en el período de sesiones del año al 2002:

El desarrollo también debe tener como meta construir un clima social y humano de mayor seguridad y confianza mutua; consolidar un orden político democrático con más participación de las personas en la gestión y las decisiones públicas; difundir el bienestar hacia quienes tienen menos acceso a los beneficios de la modernidad; tomar forma en proyectos colectivos en que los ciudadanos adquieran un mayor sentido de compromiso y pertenencia respecto de la sociedad en que viven.

 

Se deduce de lo anterior que una reforma educativa debe estar sustentada en la participación ciudadana, la inclusión y en el desarrollo integral de sus ciudadanos, donde mediante el proceso de descentralización se le transfiere a las comunidades, los recursos necesarios para otorgarles un nuevo status jurídico. Esto de acuerdo con las líneas estratégicas del Estado permite la autonomía en la toma de decisiones, la delegación de atribuciones y facilitar la incorporación de los actores sociales.

En cuanto a la participación de las universidades dentro de las políticas de  Estado, establecida en el Plan Simón Bolívar o Plan de la Patria 2013-2019, se ha propuesto generar un proceso de transformación universitaria, que en el caso de la formación docente se estructura a partir de la conformación de un Sistema Nacional de Formación del Docente Universitario (SNFDU), que consolide e incentive cambios sustantivos en las definiciones y concepciones de los roles que juegan las personas en el proceso educativo. Se trata con este sistema de promover diferentes alternativas en la forma de abordar la formación, la investigación y la innovación (creación y re-creación de saberes), la interacción, la gestión y demás funciones que corresponde al docente asumir por estar ubicado en una de las líneas estratégicas del proceso educativo. Todo esto con una visión más integradora respecto de las dimensiones de calidad con pertinencia, complejidad de la gestión de la docencia y los cambios curriculares que se vienen impulsando desde el Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria (MPPEU).

Así, se evidencia una política dirigida a promover la formación del docente universitario en función de las políticas de Estado a través de planes, programas y lineamientos generales para la conformación del Sistema Nacional de Formación del Docente Universitario. Igualmente, se establece la estructura del sistema y los planes específicos que deben ser desarrollados a nivel institucional. De este mismo modo y haciendo referencia a la Declaración Mundial sobre la Educación Superior en el siglo XXI: Visión y Acción, aprobada en la Conferencia Mundial de la Educación Superior celebrada en París, en la sede de la UNESCO, expone en su artículo número seis.

 Que la pertinencia de la educación superior debe evaluarse en función de la adecuación entre lo que la sociedad espera de las instituciones y lo que éstas hacen. Ello requiere normas éticas, imparcialidad política, capacidad crítica y, al mismo tiempo, una mejor articulación con los problemas de la sociedad y del mundo del trabajo, fundando las orientaciones a largo plazo en objetivos y necesidades societales, comprendidos el respeto de las culturas y la protección del medio ambiente (p.46).

 

Este artículo hace énfasis en la necesidad de reforzar las funciones de servicio de la Educación Superior a la sociedad, y más concretamente sus actividades encaminadas a erradicar la pobreza, la intolerancia, la violencia, el analfabetismo, el hambre, el deterioro del medio ambiente. Por su parte. Navarro (2003) plantea que las universidades latinoamericanas han tenido un desarrollo dirigido hacia la formación por disciplinas, con énfasis en la docencia y alejado de las otras funciones educativas que se deben ejercer complementariamente, y desvinculadas de su entorno.  En este sentido, la pertinencia social de la universidad venezolana debe estar expresada en la relación que existe entre su funcionamiento y su impacto social al cubrir las necesidades de la población, cuyas acciones están vinculadas con las actividades y/o funciones básicas que le dan la razón de ser, como son: docencia, investigación, extensión y gestión.

 

CONCLUSIONES

La educación superior en la República Bolivariana de Venezuela enfrenta entre otros retos, la necesidad de rendir cuentas a la Sociedad y al Estado sobre su pertinencia social. De igual manera, el contexto producto de la sociedad del conocimiento exige un cambio en la estructura del sistema educativo universitario con el fin de replantear sus funciones básicas de docencia, investigación, extensión y gestión social, todo ello adaptado a su misión y objetivos;  asimismo lograr que los actores reflexiones acerca de la realidad educativa para redireccionarla hacia una educación con pertinencia social. En cuanto a los planteamientos acerca de la relación Universidad-Sociedad, estos pueden ser abordados desde distintas perspectivas con el resto del sistema educativo o con el sistema social y cultural. En síntesis, existen muchas variantes de los vínculos de la universidad con el entorno, que obedecen en general, a niveles diferenciados de gestión del conocimiento incorporado en la correspondiente política educativa.

Las políticas públicas dentro de las universidades, entonces y según el planteamiento de diversos autores contemporáneos, se pueden concebir como el  conjunto de acciones estratégicas que el Estado canaliza por medio de su estructura operativa con la finalidad de ocuparse por el desarrollo integral del ser. El crecimiento del país y  la formación de un talento humano depende de la aplicación del conocimiento adquirido en pro del desarrollo  social, económico y productivo de la Nación. En este sentido, las universidades no deben conformarse con el hecho de ser formadora de individuos; debe contribuir con el destino de la sociedad en que les corresponde transitar, lo cual obliga a revisar permanentemente el sentido y el alcance en la relación Universidad-Sociedad. En la medida que se pueda responder a diversidad de propuestas y crear producciones científicas adecuadas a los requerimientos de la sociedad, se generará el dialogo necesario entre la universidad y los otros actores sociales, para encarar de forma conjunta la transformación social.

 

IMPLICACIONES

        A partir del contexto histórico planteado impera la necesidad de comprender lo que es la pertinencia social, iniciando por evaluar el sentido que el término ha tenido en la educación superior, donde la pertinencia social viene dada por el compromiso compartido e integrado de todos los actores sociales y  el cumplimiento de su misión educativa.

      Temas para el debate  como  la formación de la autonomía, la práctica de la libertad y la conciencia de las nuevas generaciones  deben ser incorporados al debate institucional, y se reafirme la  participación social. Para finalizar, desde mi percepción, deben surgir propuestas en el seno de las universidades públicas que apunten a generar acuerdos que vayan en la búsqueda de educar para la transformación social, que contribuyan a la consolidación de elementos de valoración social y se incorporen  políticas públicas que vayan en apoyo de la comunidad educativa.

 

 

REFERENCIAS

 

Arendt, H. (1996) Entre el pasado y el futuro. Barcelona: Península. Disponible: http://www.cite2011.com/Comunicaciones/A+R/139.pdf

Arias, F. (2006). Proyecto de Investigación. Introducción a la metodología científica. (4tª ed.). Venezuela: Editorial BL. Consultores Asociados.

Castro, J. (1999). El retorno del ciudadano: los inestables territorios de la ciudadanía en América Latina. México. Revista Perfiles Latinamericanos. Sede Académica FLACSO. Año 8, junio No.14. pp.39-62.

Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. (2000). Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela. N° 5.435. (Extraordinaria). Marzo 24. 2000.

Delgado (2008). Revista Educación Superior y Sociedad.  El movimiento de responsabilidad social de la universidad: una comprensión novedosa de la misión universitaria. Nueva Época. Año 13.Número 2.Septiembre 2008.

División de Desarrollo Social de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) en conjunto con la Oficina de OREALC-Santiago de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) San Juan, Puerto Rico, del 28 de junio al 2 de julio de 2004. Disponible http://www.eclac.cl/publicaciones/xml/6/20696/S43SyC-L2246e-P.pdf. Consultado: 2018, septiembre 25.

Escalante, A (2011). Políticas Públicas de Educación Universitaria para el desarrollo integral de Venezuela: hacia una aproximación conceptual. Docencia Universitaria, Vol. XII, Nº 1, Año 2011.SADPRO – UCV Universidad Central de Venezuela.

González ,  H (2008). La Educación Superior en la Revolución Bolivariana. Documento mimeografiado. Caracas.

Kraft, Michael; Furlong, Scott (2006): "Políticas públicas: política, análisis y alternativas", 2ª ed., CQ Press, Washington, DC.

Ley Orgánica de Educación (1980). Gaceta Oficial de la República de Venezuela. N° 2.635. (Extraordinaria). Julio 28. 1980.

Navarro, S (2003).  Educación para la responsabilidad social: elementos para la discusión, Ponencia presentada en el Seminario “Educación para la Responsabilidad Social: la Universidad en su Función Docente”, realizado en la Universidad de Concepción, el 8 y 9 de mayo de 2003, p 1.

 

ORGANIZACIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS PARA LA EDUCACIÓN, LA CIENCIA Y LA CULTURA. Conferencia Mundial sobre la Educación Superior. La educación superior en el siglo XXI Visión y acción. París, 5-9 de octubre de 1998 DOCUMENTO DE TRABAJO. Disponible: http://unesdoc.unesco.org/images/0011/001136/113602so.pdf.   Consultado: 2018, enero 10

Ruiz, R, Martínez, R. y Valladares, L.2(010). Innovación en la educación superior. Hacia las sociedades del conocimiento (Primera edición). Fondo de cultura económica Universidad Nacional Autónoma de México.

 

 Acerca de la autora

Yasmin Ojeda. Magister en Gerencia de la Universidad Centro-occidental Lisandro Alvarado, Venezuela.

Docente Agregado de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador. UPEL-IMPM Extensión

Valencia – Venezuela. This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it. .